Investigadores de la universidad de Washington revelan que el consumo moderado del vino y del té pueden mejorar nuestra respuesta inmune a la gripe y a otras infecciones virales.

Según un artículo publicado en la prestigiosa revista Journal of Science es posible que los flavonoides presentes en mayores concentraciones en vinos y té nos ayuden a combatir la gripe, ya que un compuesto que se encuentra en estas bebidas puede estimular el sistema inmunológico, dicen los científicos.

Investigadores de la universidad de Washington descubrieron que un microbio intestinal en particular puede prevenir infecciones graves de gripe en ratones, al descomponer los flavonoides, compuestos naturales presentes en el vino y te.

Esta estrategia parece ser efectiva para evitar daños severos causados por la gripe cuando se consumen compuestos antes de la infección con el virus de la influenza, según la investigación.

Fuente The Economic Times